A pesar de los históricos niveles de confianza del consumidor, el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI) cerró 2018 con un aumento de 0.6 por ciento a tasa anual, lo que representó su menor nivel en los últimos seis años, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El órgano reveló que el consumo de origen nacional presentó un alza de 0.9 por ciento en comparación con diciembre del año anterior.

Al interior de este componente se pudo observar que si bien el consumo de los mexicanos tuvo una contracción de 0.9 por ciento en la adquisición de bienes, la caída se vio compensada con una alza de 2.6 por ciento en el consumo de servicios.

A pesar de estos números, las cifras indicaron que diciembre fue el mes más débil de 2018 para el consumo de productos de origen nacional.

Por otra parte, el consumo de productos importados registró su primera caída en los últimos cinco meses, al reportar una variación negativa de 2.82 por ciento a tasa anual con base a cifras ajustadas por estacionalidad.

En el balance mensual se observó una baja generalizada en el consumo durante diciembre, ya que el IMCPMI registró un ligero descenso de 0.1 por ciento, cifra que contrasta contra el crecimiento de 1 por ciento que se presentó durante el mes previo.

A su vez, el consumo de bienes nacional retrocedió 0.1 por ciento, mientras que el de importados cayó 0.4 por ciento respecto a noviembre.

*Este artículo aparece primero en El Financiero Bloomberg