El costo de oportunidad de Batman v Superman

0
1128

No encontré un mejor preámbulo para iniciar mi reseña de la película del momento, Batman v Superman, que una frase del economista estadounidense Thomas Sowell que dice más o menos así: «El costo de cualquier cosa es el valor que tiene en sus usos alternativos«.

¿A qué se debe ésta frase? consideremoslo así, sería sumamente fácil despreciar Batman v Superman del director Zack Snyder si la comparamos con grandes películas y series del pasado que le han dado gloria y fama a los personajes más emblemáticos del universo de los cómics (sí, incluido Marvel).

Es inevitable no añorar la épica trilogía de Cristopher Nolan, donde se logró mostrar al mejor Batman de la historia del cine, superando incluso, la visión que en su momento tuvo Tim Burton en 1989. A este ejemplo podemos agregar la exitosa serie Smallville, donde a lo largo de diez temporadas, se nos mostró la evolución física y mental de un joven Clark Kent, y la lista de ejemplos puede extenderse muchos párrafos más.

batmanvsuperman-xlargePero cabe recalcar, que el costo de oportunidad de Batman v Superman va más allá de lo que nuestros ojos pueden ver por ahora, las críticas no han sido muy favorecedoras, muchos especialistas y críticos de cine coinciden en que la película se saturó de información, que se trató de abarcar demasiado en un solo filme, pues, mientras que al universo cinematográfico de Disney y Marvel le costó más de 5 años crear un ambiente propicio para unir a Los Vengadores, Warner y D.C. Cómics pretenden realizar ésta hazaña con un par de películas, y eso tiene que tener un costo.

Las primeras dos horas de la película fincan las bases del universo que nos acompañará en las salas de cine por los próximos lustros (literal), en el que se cuestionan las acciones «heroicas» de Superman (Henry Cavill), ¿es un Dios?, ¿debemos tenerle miedo?, ¿Provoca más daños de los que salva?, esto no pasa desapercibido por Bruce Wayne (Ben Affleck), quien decide tomar cartas en el asunto y crear los mecanismos necesarios para detener al Dios de Krypton.

Al recibir demasiado información, que bien pudo haber sido contada de una manera más eficiente, el inicio de la película puede rayar en lo tedioso para las personas que únicamente van al cine a ver «putazos», pero para las personas que disfrutan del género, y que saben interpretar los cameos y detalles del universo de D.C. Cómics, van a disfrutar muchísimo la película, los va a hacer estremecer en sus butacas, por no decir orgasmear.

Christian Bale, bien pudo ser el mejor Bruce Wayne de la historia del cine, pero no sería nada descabellado decir que Ben Affleck promete convertirse en el mejor Batman, su actuación como el Caballero de la noche es sumamente oscura, causa miedo e intimidación, ¿y saben qué es lo mejor del asunto? que tendrá muchas películas en el futuro para seguir desarrollando el personaje, incluida una película en solitario. El miedo de ver un Batman fallido se ha ido, Ben Affleck es el indicado y luce espectacular.

Por su parte, Henry Cavill, ha roto esa mala racha de pésimas interpretaciones del Hombre de Acero, no debemos olvidar que la historia de Superman es sumamente exquisita y que se le puede sacar mucho provecho a su historia personal, a sus padres, al amor de su vida, a su origen, a sus valores morales y no solamente a sus cualidades físicas, y en ésta película se logra a la perfección.

Logramos ver algo que solamente la serie Smallville nos había mostrado, Clark Kent tiene un corazón terrícola, con errores y defectos, pero con una autoridad moral que lo pone encima del resto. Te logra cautivar, y eso es uno de los grandes logros del filme.

La mejor escena de la película, la trinidad D.C.
La mejor escena de la película, la trinidad D.C.

Finalmente, la trinidad del Universo D.C. se completa con Wonder Woman, interpretada de una manera brutal por Gal Gadot, ¡Bravo! es la primera vez en mi vida, que veo a una Mujer Maravilla imponente, majestuosa, inspiradora, atlética y que le hace justicia al personaje de pies a cabeza. Su primera aparición como Wonder Woman puede ser sin ningún problema, la escena más brillante de la película, y eso me encanta por que las mujeres que no han logrado identificarse con una heroína en el universo Marvel, pueden hacerlo con la reina de las amazonas.

Aunque el inicio de la película es un poco denso, cuando Superman y Batman logran superar «sus diferencias» la película da un giro monumental y nos da una luz de esperanza de los grandes momentos que nos esperan en el futuro.

Cualquier persona que haya leído o escuchado sobre lo que implica pelear contra Doomsday, puede imaginarse lo que sucederá, (spoiler alert) Superman muere salvando a su tierra, y tras una monumental pelea de Batman, Wonder Woman y Superman, se logra eliminar la terrible amenaza que representa Doomsday para la tierra, pero lamentablemente el final no logra su cometido. ¿porqué? porque todos sabemos que el universo cinematográfico que está creando D.C.  no se puede concebir sin su capitán, Superman, y sabemos que va a revivir, por lo que su «muerte», no logra llegarnos al corazón, solamente transmite la ansiedad de los escritores por hacernos vivir momentos «épicos» desde el inicio.

Aún así, probablemente, Batman v Superman no sea una gran película por si sola (tiene una calificación promedio de 7,6 sobre 10 en IMDB), pero construyó bases muy sólidas para que dentro de un tiempo véamos a La Liga de la Justicia en acción, lo único que me preocupa, es que no le den un valor narrativo a la historia de un filme, pues se trata desesperadamente de construir lazos con una película que veremos en el 2017 o en el 2020, y pues, como diría Keynes, en el largo plazo, todos estaremos muertos, queremos gozar ahora, pagamos un boleto del cine hoy, me compré un hot dog y unos nachos con extra queso y guacamole hoy, merecemos películas inolvidables ahora.

Por último, no puedo dejar de mencionar la extraordinaria banda sonora del filme, Hans Zimmer lo volvió a hacer, sobre todo te voy a recomendar la pista 11 titulada «Is she with you?«(la puedes escuchar aquí), que si no te hace brincar del asiento y amar con todo tu corazón terrícola a la guapísima Wonder Woman, es por que no tienes sentimientos, ni corazón, es más, no existes.

P.d. No se me olvidó mencionar la «actuación» de Jesse Eisenberg como Lex Luthor, simplemente su participación se me hizo muy sobreactuada, con una desesperación por querer ser un especie de «Joker» en el universo de Superman, y pues no le creí nada pero tampoco alcanzó a caerme gordo. Me fue indiferente.

P.d.2. Cuando fui a ver la película, me di cuenta que el verdadero enemigo no fue Batman, ni Superman, ni Doomsday, ¡fue Cinemex!, la experiencia de ver una película en sus cines es terrorífica, salas y baños sucios, palomitas frías, calidad de audio horrible, en fin, un desorden total…